Yukpas viven una crisis sin precedentes

yukpas
12/03/2018

Los indígenas venezolanos no escapan de la crisis, por lo que también se han visto en la necesidad de huir del hambre y la miseria, como es el caso de un grupo de la etnia Yukpa que permanece en un campamento improvisado bajo un puente en Cúcuta, Colombia.

Fuente: Caraota Digital

La reseña periodística corresponde al diario Al Jazaeera, que describió que los indígenas se refugian del sol abrasador a la sombra de un puente que conecta a Venezuela con Colombia. Este es un punto de alivio para muchos venezolanos que han enfrentado las dificultades de un largo viaje huyendo de la crisis humanitaria y económica que enfrentan en su hogar.

Bajo el puente, la cruda realidad de la crisis migratoria es imposible pasar por alto. Alrededor de 550.000 venezolanos se fueron a Colombia a fines de 2017, según las autoridades migratorias, lo que representa un aumento del 62 por ciento en la segunda mitad del año pasado, con muchos cruzando a pie. Entre los que huyen se encuentran clanes indígenas completos que intentan escapar del hambre en Venezuela y esperan recibir asistencia médica para ellos y sus hijos en Colombia.

Hay dos puntos de entrada principales para llegar desde Venezuela a la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta. El puente Simón Bolívar, cruzado a diario por miles y símbolo del éxodo masivo de refugiados venezolanos; y el puente Francisco de Paula Santander, un paso fronterizo más tranquilo bajo el cual los grupos de derechos humanos dicen que se está produciendo un desastre humanitario.

Es aquí donde se pueden encontrar varios grupos indígenas. O bien vadeaban el río o podían cruzar el puente antes de restringir el acceso. Debajo del puente, las personas descansan en el suelo mientras niños desnutridos con barrigas hinchadas y bebés con sarna deambulan por ahí. “Los niños se están muriendo por la falta de medicinas y alimentos”, dice Remigio Segundo Romero Yordes, de 38 años.