Terminan muertos después de causar terror frente un colegio en Maracaibo

abatidos

13/03/2018

El caos que se generó en las adyacencias de la unidad educativa Elisa Faría, en el sector 18 de Octubre, la mañana de ayer, llenó de terror a estudiantes, docentes y vecinos.

Fuente: Panorama

Dos delincuentes, a bordo de una moto roja, placas AA2U87H, llegaron a atracar a los profesores en la entrada de la institución. A casi 10 kilómetros del colegio, cayeron abatidos.

Los hampones, quienes no portaban documentos de identificación, pidieron a los docentes y representantes que estaban cerca de la entrada todas sus pertenencias. Celulares, carteras y objetos de valor eran su objetivo. Aterradas, las víctimas comenzaron a entregar sus pertenencias.

A pocos metros de la escuela, una comisión de patrulleros motorizados del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (Cpbez) logró percatarse de la situación.

Para controlarla, se acercaron y dieron la voz de alto a los atracadores. Pero al verse descubiertos, los hampones emprendieron la huida.

“Fue un caos total. Los niños asustados y el resto de la comunidad tratando de resguardarlos. La situación se puso tensa, pero los ladrones se fueron en dirección al norte”, contaron testigos.

La persecución duró varios minutos. Finalizó en la calle 13 del sector Monte Bello, parroquia Coquivacoa, frente al conjunto residencial con el mismo nombre. Los hampones sacaron sus armas e hicieron frente a los funcionarios policiales.

En el enfrentamiento, ambos delincuentes resultaron heridos. Los oficiales los trasladaron hasta el Hospital Adolfo Pons, pero llegaron sin signos vitales.

En el sector, los vecinos reconocieron a los hampones. Aseguraron que eran de la zona y se dedicaban al robo de residencias.

“Mantenían en zozobra a los habitants de las calles N y Ñ con los constantes atracos y hurtos a los vecinos”, informó una fuente del cuerpo policial.

Los cadáveres fueron llevados hasta la morgue de la Facultad de Medicina de la Universidad del Zulia (LUZ) para la respectiva necropsia.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas iniciaron las averiguaciones para determinar las identidades de los abatidos.