Conozca al “Violador del Norte” sus víctimas claman por justicia ante irregularidades durante el proceso penal en Maracaibo

img_2247

17/05/2017

Andrea (nombre ficticio) tiene 19 años y desde hace 11 meses su vida se ha trastocado por completo. El 16 de junio de 2016, mientras esperaba un carro “por puesto” al salir de su universidad, fue sorprendida por dos sujetos que la obligaron (apuntándole con una pistola por su espalda) a entrar en un vehículo. Allí dentro, Andrea vivió una pesadilla que duró seis horas, durante las cuales uno de sus captores abusó sexualmente de ella, al tiempo en que su cómplice disfrutaba ser testigo de su sufrimiento.

Fuente: NAD

Andrea es una de las 20 jóvenes que denunciaron a Deiber Miguel Fuminalla Ortiz, de 32 años, por los abusos sexuales de las que fueron víctimas, y que hoy claman por justicia frente a los tribunales, ante las dilaciones, irregularidades y obstáculos que se han encontrado en su proceso.

Los abogados de varias de las víctimas (entre ellas Andrea), María Luisa Rodríguez y Andry Urdaneta, de la firma Fénix Law Consultants, exigieron respeto al debido proceso por el bienestar psicológico y moral de las víctimas, cuyo rango de edad va desde los 15 a los 27 años.

Deiber Miguel Fuminalla es acusado por 20 víctimas por abusos sexuales

Desde noviembre de 2016 hasta entonces, se ha diferido la audiencia preliminar en 6 ocasiones. Algunas denunciantes además alegan que ni siquiera fueron notificadas para dichas audiencias. Por su parte, testigos del Hospital Universitario de Maracaibo aseguran que a Fuminalla se le han otorgado recurrentes beneficios de salida por enfermedad. Se sabe también que el acusado recibe un trato privilegiado en los calabozos de Polimaracaibo, donde se encuentra detenido desde el 29 de septiembre de 2016.

A pesar de los insistentes testimonios de las víctimas que alegan que durante los hechos había la presencia de un cómplice que ejercía como voyerista, la Fiscalía se ha rehusado a investigar al respecto y ordenar la búsqueda de este segundo implicado.

Los abogados de Fuminalla, en declaraciones dadas a Versión Final, el 13 de mayo, aseguraron “que muchas de las pruebas presentadas en el caso se obtuvieron de forma ilícita, por lo que el tribunal podría anularlas y si así lo deciden (…) –su representado- quedaría en libertad bajo presentación”. Las víctimas están aterrorizadas ante esa posibilidad.

Los juristas de las mujeres esperan que el 22 de mayo se produzca definitivamente la audiencia, donde el presunto violador tendrá la oportunidad de admitir los hechos o ir a un juicio que permita determinar o no su inocencia.

De ser declarado culpable, Fuminalla estaría enfrentándose a mínimo 30 años de condena por los delitos de abuso sexual, actos lascivas, actos lascivos agravados, abuso sexual con penetración. Obró contra menor de edad.